El poder de los gusanos

Símbolo de los Combine.

Símbolo de los Combine, tomado del artículo “Combine imagery”, half-life.wikia.com.

Quien haya jugado alguna vez la saga de Half-Life (1998-20??) sabrá muy bien qué son los Combine. O en un español aproximado, los “Combinados”. Empiezan a figurar a partir de la segunda parte. Se trata de una legión soldados transhumanos que funcionan como ejército de ocupación a lo largo y ancho del globo terráqueo, y su función es mantener un control policial sobre la Tierra, ahora convertida en una provincia de un imperio intergaláctico al cual Wallace Breen, el “Administrador” o procónsul encargado de ella, denomina como la Unión Universal.

No son ellos sobre los que quiero hablar, sino sobre quienes componen y dirigen esa Unión Universal.

En esencia son una raza extraterrestre y constituyen, como ya dijimos, un imperio que se expande por galaxias. Como quizás hacen en otros sistemas, en la Tierra aplican un régimen de terror absoluto que no vacila en hacer mil pedazos el espíritu humano. Desde uno o varios generadores instalados en algún lugar del mundo emiten un campo de fuerza que anula ciertas cadenas de proteínas que inhiben el impulso sexual y la producción de gametos en hombres y mujeres (es decir, óvulos y espermatozoides), haciendo imposible la reproducción humana. Pero no se detienen ahí, sino que tienen por política el llevar a cabo operativos de redistribución demográfica según les parezca conveniente. Eso, además de haber activado un genocidio sistemático de largo alcance, en el que las propias ciudades funcionan como campos de concentración.

Su maquinaria militar es de carácter sintético que combina seres vivos con robótica. Un ejemplo claro de ésto son los soldados transhumanos, porque de hecho ni siquiera son los mismos extraterrestres, sino que toman ejemplares de cada planeta y los “intervienen”, para que así su fuerza de tareas esté adaptado al ambiente. Las tácticas militares que emplean son tan brutales que contemplan la guerra biológica, al introducir los asaltacabezas (organismos parasitarios con capacidad de saltar a grandes alturas y ensartarse en una cabeza humana para luego penetrar en su cerebro y zombificarlo) en cápsulas con las que bombardean áreas enteras donde se encuentren sus enemigos. Tienen megáfonos y pantallas LCD en todos los sitios posibles de todas las ciudades desde donde le transmiten a los habitantes mensajes de propaganda y, cuando Gordon Freeman comienza a causar problemas, una voz femenina con fuerte acento británico imparte instrucciones tanto a civiles como a militares utilizando una especie de neolengua inspirada en medicina cirúrgica. Diseñaron dispositivos especiales para ahuyentar a las hormigas leones y prevenir sus ataques. Y hacen uso de su tecnología para extraer y procesar los recursos naturales de la Tierra. Vemos con frecuencia edificios enteros siendo “devorados” por la Ciudadela, y según el universo expandido, tienen abierto un portal en algún océano que transporta agua a otros mundos. De ahí que la costa siempre esté seca.

Pero sus verdaderos símbolos de poder llevan el nombre de Ciudadelas, y son torres tan altas e inmensas que se pierden de vista entre las nubes. En el pent-house hay terminales desde donde pueden abrir un portal que les permite comunicarse con su planeta de origen, y están dispuestos a sacrificarla toda si eso significa abrir un superportal para facilitar una invasión de proporciones bíblicas, mayor a cuando conquistaron la tierra en tal sólo siete horas. Por dentro, dichas fortalezas poseen una estructura laberíntica, donde absolutamente todo funciona con esferas de energía oscura que ellos mismos elaboran, la misma que se dice es la que se encuentra en todo el universo y que mueve su expansión. Hay inmensas galerías  que sirven de vía de salida para su maquinaria sintética, así como terminales centrales de su red de transporte por ferrocarril, y cuentan también con un centro de “procesamiento”, en el cual convierten a seres humanos en una criatura sin extreminades, sin funciones básicas, sin memoria, que funcionan como operarios de sus computadoras o como candidatos a engrosar la infantería del régimen. Hay que señalar que éstas Ciudadelas no fueron construidas en la Tierra, sino que fueron elaboradas por la mano de obra a su disposición en otros planetas y teleportadas en cuestión de segundos. De la nada, aparecieron repentinamente y desde ahí colonizaron la Tierra entra.

Como ven, son especialmente dependientes de la tecnología en todos sus ámbitos. Y lo que vemos es apenas una muestra de lo que podrían tener en otros planetas y en su propia sede.

¿Un detalle más sobre estos seres?

Ellos son gusanos.

Tomado del artículo “Combine Advisor”, half-life.wikia.org.

Llevan el nombre de Shu’ulathoi. Como pueden ver arriba se parecen a una larva, o por lo menos a un embrión subdesarrollado. Su cuerpo invertebrado está vestido con un forro especial que le protege de nuestro clima, y llevan lo que parece ser una máscara o respirador para ayudarlos a sobrevivir. Tienen un succionador que les permite alimentarse, y su menú siempre incluye la médula ósea humana. Y habrán notado que tiene un arnés al que están acopladas dos extremidades a manera de prótesis. Se preguntarán cómo es que pudieron colocarse todo aquello sin tener brazos y sin nadie que lo hiciese por ellos.

Porque tienen el don de la telequinesis.

La más poderosa telequinesis que se haya visto hasta ahora, porque con ella pueden mover y manipular a voluntad todo lo que tengan alrededor, y también pueden controlar su propio campo gravitacional, lo que les permite flotar libremente por los aires. Con su poder telequinético, se construyeron sus prótesis, que le permiten controlar los objetos con más precisión, tal vez para no interferir con el campo de otro de su especie. Es allí donde se hace más evidente su relación con la tecnología.

¿Y cómo es que pudieron construir un aparato tecnológico, industrial y militar a pesar de ser unos gusanos? Porque quisieron. Porque en ningún momento se fijaron en sus deficiencias porque tenían algo especial, el de la telequinesis. Así como nosotros tenemos brazos, que son verdaderamente la primera herramienta tecnológica de la humanidad, ellos tienen sus poderes y su voluntad, que es como tener extremidades, así no les salgan del cuerpo. Aprendieron a sobrellevar sus deficiencias y se abocaron a hacer lo que querían, porque se creyeron con todas las facultades para lograr cosas grandes.

Con esto no quiero alabar ni mucho menos justificar sus crímenes contra la humanidad en la Tierra, por demás algo que implica cosas deleznables. Ello evidencia, o un complejo que les hace considerarse una suerte de raza superior, o una alta estima por los recursos naturales de la Tierra, lo que justificaría un control tan ajustado. Sea como fuere, ellos están usando su poder de manera negativa, con propósitos macabros y criminales. Y ahora, de la mano de Gordon Freeman y la Resistencia, están recibiendo su castigo.

Ello es una lección para todos: un poder, sea cual fuere, conlleva una responsabilidad. Está bien que uno quiera desarrollarse, está bien que quiera ocupar y aprovechar su espacio vital, está bien que se deje de lado las deficiencias de uno y se alcance el punto más álto y último de las potencialidades, que se cimenten las bases de un imperio infinito con límites infinitos y posibilidades infinitas, pero uno siempre se es responsable de lo que hace. Y en el planeta Tierra, como seguramente es en el resto del Universo, se cosecha lo que se siembra.

No es el único tema en Half-Life en el que vale la pena profundizar. De hecho, hay algo casi tan interesante en el propio personaje de Gordon Freeman que llama la atención por sugerir la premisa de que sólo los hombres libres son capaces de abrir los caminos. Pero por ahora quedémonos con estos seres de otra galaxia que pueden decir con orgullo y sin sentir el menor atisbo de vergüenza: “Tal vez seamos unos gusanos, pero logramos construir un imperio.”

Anuncios

Una respuesta a “El poder de los gusanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s